7 beneficios de las ventanas de aluminio en tiempos del Covid-19

  • Fecha: 23 de Junio de 2020

¿Qué podemos hacer para que nuestras viviendas mejoren nuestro confort?

Es una cuestión recurrente que nos hemos hecho durante el periodo de confinamiento en el que la sociedad española nos hemos visto obligados a realizar.

Nos hemos dado cuenta de aquellos aspectos de nuestra vivienda que no nos gustan, que queremos cambiar, o aquellos que nos gustaría tener para mejorar el confort de nuestra vivienda.

Muchas de las viviendas en las que vivimos no están bien construidas, van quedando obsoletas o necesitan actualizarse.

Ahora, cuando en forma de fases, vamos volviendo de nuevo a nuestra actividad, y a una situación más parecida a la anterior al confinamiento, estamos poniendo en marcha nuestros proyectos de mejora.

Y una de las mejoras que nos proporcionarán más confort y mejorarán más nuestra vida, es el cambio de las ventanas de nuestro hogar.

En este aspecto la carpintería de aluminio con rotura de puente térmico es la solución más recomendable debido a los siguientes beneficios que les confieren a las ventanas:

  1. Más luminosidad: gracias a la resistencia del aluminio, éste permite hacer más con menos. Las ventanas de aluminio dejan pasar más luz, dado que requieren una menor sección de perfil para desarrollar su función.
  2. Por su larga vida útil: La durabilidad de un cerramiento viene marcada fundamentalmente por lo materiales con los que está fabricado. De este modo la capacidad de resistencia mecánica de los mismos, coeficientes de dilatación, accesorios, posibilidad de sustitución de juntas, etc., marcará qué materiales son los más duraderos. Atendiendo a estos factores, el material más adecuado en cuanto a durabilidad es el aluminio con RPT. El aluminio no se oxida, tiene una gran resistencia mecánica y un bajo coeficiente de dilatación, lo que garantiza que mantendrá su ajuste a lo largo de los años. En la actualidad hay ventanas de aluminio con más de 50 años que siguen funcionando.
  3. Por su estética: debido a la condición metálica del aluminio, éste se puede decorar con tantos colores como nos podamos imaginar y aplicar una gama ilimitada de texturas. El aluminio es el material utilizado para fabricar ventanas que más colores y texturas admite. Además, las ventanas con rotura de puente térmico permiten perfiles bicolores, es decir que por el interior podamos tener un color y por el exterior otro.
  4. Por su fácil mantenimiento: Las cualidades mecánicas y de resistencia a los agentes químicos del aluminio y la poliamida (material aislante empleado entre el exterior y el interior) hacen a las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico fáciles de mantener en el tiempo.
  5. Por su mayor estanqueidad y aislamiento acústico: Es importante que la ventana mantenga las prestaciones con el tiempo, ya que, si el material utilizado tiene grandes dilataciones, puede perder la estanqueidad del cierre. Además, el mayor factor de aislamiento acústico es la estanqueidad del cerramiento. Dada la estabilidad dimensional del aluminio, su resistencia mecánica y el diseño avanzado de los sistemas de carpintería de aluminio, se logran unas prestaciones acústicas que se mantiene durante todo el ciclo de vida del cerramiento.
  6. Por tener gran aislamiento térmico: La inclusión de varillas de poliamida, un elemento altamente aislante, es las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico, permite alcanzar los valores de transmitancia más exigentes, tanto en climas fríos como en climas cálidos. Teniendo ventanas más aislantes conseguimos consumir menos energía bien para calentar o bien para enfriar nuestra vivienda, lo cual nos permite un ahorro económico importante.
  7. Y porque ayuda a cuidar el planeta: el aluminio es 100% reciclable. Reciclando el aluminio, no utilizaremos nuevos recursos de la naturaleza. La economía circular aspira a reducir todo lo posible la generación de residuos y a aprovechar al máximo aquellos cuya generación no se haya podido evitar, por esto mismo el aluminio es un material responsable, dada una total reciclabilidad, y es un ejemplo de modelo de economía circular. En este aspecto nuestra responsabilidad personal es fundamental para elegir el material adecuado: el aluminio.

 

Galeria <p>Nos hemos dado cuenta de aquellos aspectos de nuestra vivienda que no nos gustan, que queremos cambiar, o aquellos que nos gustaría tener para mejorar el confort de nuestra vivienda.</p>

<p>Muchas de las viviendas en las que vivimos no están bien construidas, van quedando obsoletas o necesitan actualizarse.</p>

<p>Ahora, cuando en forma de fases, vamos volviendo de nuevo a nuestra actividad, y a una situación más parecida a la anterior al confinamiento, estamos poniendo en marcha nuestros proyectos de mejora.</p>

<p><strong>Y una de las mejoras que nos proporcionarán más confort y mejorarán más nuestra vida, es el cambio de las ventanas de nuestro hogar.</strong></p>

<p>En este aspecto la <strong>carpintería de aluminio</strong> <strong>con rotura de puente térmico</strong> es la solución más recomendable debido a los siguientes <strong>beneficios</strong> que les confieren a las ventanas:</p>

<ol>
	<li><strong>Más luminosidad:</strong> gracias a la resistencia del <strong>aluminio</strong>, éste permite hacer más con menos. Las ventanas de <strong>aluminio</strong> dejan pasar más luz, dado que requieren una menor sección de perfil para desarrollar su función.</li>
	<li><strong>Por su larga vida útil:</strong> La durabilidad de un cerramiento viene marcada fundamentalmente por lo materiales con los que está fabricado. De este modo la capacidad de resistencia mecánica de los mismos, coeficientes de dilatación, accesorios, posibilidad de sustitución de juntas, etc., marcará qué materiales son los más duraderos. Atendiendo a estos factores, el material más adecuado en cuanto a durabilidad es el <strong>aluminio</strong> con RPT. El <strong>aluminio</strong> no se oxida, tiene una gran resistencia mecánica y un bajo coeficiente de dilatación, lo que garantiza que mantendrá su ajuste a lo largo de los años. En la actualidad hay ventanas de <strong>aluminio</strong> con más de 50 años que siguen funcionando.</li>
	<li><strong>Por su estética:</strong> debido a la condición metálica del <strong>aluminio</strong>, éste se puede decorar con tantos colores como nos podamos imaginar y aplicar una gama ilimitada de texturas. El <strong>aluminio</strong> es el material utilizado para fabricar ventanas que más colores y texturas admite. Además, las ventanas con rotura de puente térmico permiten perfiles bicolores, es decir que por el interior podamos tener un color y por el exterior otro.</li>
	<li><strong>Por su fácil mantenimiento:</strong> Las cualidades mecánicas y de resistencia a los agentes químicos del <strong>aluminio</strong> y la poliamida (material aislante empleado entre el exterior y el interior) hacen a las ventanas de <strong>aluminio</strong> con rotura de puente térmico fáciles de mantener en el tiempo.</li>
	<li><strong>Por su mayor estanqueidad y aislamiento acústico:</strong> Es importante que la ventana mantenga las prestaciones con el tiempo, ya que, si el material utilizado tiene grandes dilataciones, puede perder la estanqueidad del cierre. Además, el mayor factor de aislamiento acústico es la estanqueidad del cerramiento. Dada la estabilidad dimensional del <strong>aluminio</strong>, su resistencia mecánica y el diseño avanzado de los sistemas de carpintería de <strong>aluminio</strong>, se logran unas prestaciones acústicas que se mantiene durante todo el ciclo de vida del cerramiento.</li>
	<li><strong>Por tener gran aislamiento térmico:</strong> La inclusión de varillas de poliamida, un elemento altamente aislante, es las ventanas de <strong>aluminio</strong> con rotura de puente térmico, permite alcanzar los valores de transmitancia más exigentes, tanto en climas fríos como en climas cálidos. Teniendo ventanas más aislantes conseguimos consumir menos energía bien para calentar o bien para enfriar nuestra vivienda, lo cual nos permite un ahorro económico importante.</li>
	<li><strong>Y porque ayuda a cuidar el planeta:</strong> el <strong>aluminio</strong> es 100% reciclable. Reciclando el <strong>aluminio</strong>, no utilizaremos nuevos recursos de la naturaleza. La economía circular aspira a reducir todo lo posible la generación de residuos y a aprovechar al máximo aquellos cuya generación no se haya podido evitar, por esto mismo el <strong>aluminio</strong> es un material responsable, dada una total reciclabilidad, y es un ejemplo de modelo de economía circular. En este aspecto nuestra responsabilidad personal es fundamental para elegir el material adecuado: el <strong>aluminio</strong>.</li>
</ol>

<p> </p>
 - 1 ?>

Contacta con nuestros talleres

Completa el círculo con la búsqueda de un taller cercano que te puede instalar ventanas de Itesal. Buscar